La Escuela de Arquitectura de la Universidad de Santiago distingue con medalla al mérito a arquitecto Ricardo Hempel

Mayo
15
2015
El arquitecto galardonado ha desarrollado una fructífera labor profesional, docente e investigativa

La medalla es otorgada anualmente por la Escuela de Arquitectura a una persona que ha ejercido la profesión de manera destacada y cuya trayectoria puede servir de ejemplo a los estudiantes que dejan las aulas y talleres universitarios para integrarse a la disciplina, o mejor dicho, para seguir en la disciplina, ahora como profesionales. A cambio, la escuela le solicita a este arquitecto, que reciba a la nueva generación de colegas que esta Universidad entrega a la sociedad.

A continuación, parte de la presentación que leyó el profesor Ricardo Martínez, durante la Ceremonia de Titulación 2015.

Ricardo Hempel comienza su relación formal con la profesión en 1950, cuando ingresa a estudiar arquitectura a la Universidad de Chile, de la cual egresa con su título de arquitecto en 1957.

En la primera etapa de su ejercicio profesional se involucró en diversos proyectos para edificios de oficina y de vivienda, pero muy temprano en su trabajo, la madera -como material de construcción- comenzó a reiterarse con obstinada insistencia en sus especificaciones técnicas, en sus dibujos y en sus obras construidas, cuestión que ocurre hasta el día de hoy. Su carrera, podríamos decir, está “impregnada” del aroma de la madera y de su resina, al punto que no es exagerado afirmar que esta prolongada relación ha permeado por completo su labor académica, la que a su vez ha otorgado a la Escuela de Arquitectura de la Universidad del Bio Bio una identidad reconocida más allá de las fronteras de nuestro país.

Al leer su currículum, podemos tener la sensación de estar recitando una suerte de mantra de la madera: Población CRAV, 60 casas en madera; Población Capataces CAP, 132 casas en madera; Población Villa Acero, 180 casas en madera; Loteo Lonco Oriente, 52 casas “en su mayoría en madera”. Más adelante encontramos otro tipo de obras, en la cuales la madera siempre está presente.  Gimnasio del Club deportivo Alemán, con vigas de madera laminada; Galpón en Madera para el Centro de Deportes Náuticos de Talcahuano; Aserradero KAMAPU, con marcos laminados de pino insigne; Centro de capacitación Industria Fibropaneles y Comedores, TRUPAN, con estructura de madera; diversas viviendas unifamiliares en madera, etc, etc.

Estamos hablando, como podemos advertir, de un arquitecto especialista, en el más profundo sentido de la palabra. Esto, que para los médicos resulta habitual, en nuestra profesión es bastante menos frecuente, al menos en el grado que podemos observar en quien hoy distinguimos. Esta situación no quiere decir que hablamos de alguien que, producto de su especialización, está enajenado de lo que sucede en su entorno. Por el contrario, Ricardo Hempel se ha involucrado en el mundo a partir de su oficio y especialización.

Estamos hablando, además, de un arquitecto cuyo desempeño profesional ha sido sustentable mucho antes de que el slogan sustentable siquiera se escuchara como tal. Se trata de la sustentabilidad de una arquitectura regional, en un país fuertemente centralizado, hecha con mano de obra y materiales locales, sensata, sin aspavientos, mesurada en sus costos, y que por cierto, reconoce y aprovecha las condiciones climáticas que la naturaleza le impone, o le regala. En el sentido más profundo de lo que ahora entendemos por diseñar, Ricardo Hempel diseña con las condiciones del lugar que le toca o elige vivir.

Como educador, ha desarrollado también una extensa y fructífera labor.  Siempre vinculado a las asignaturas de taller y construcción en madera, ha enseñado en  la Escuela de Arquitectura de la Universidad del Bio Bio desde el año 1972, cuando esa casa de estudios sureña, al igual que la Universidad de Santiago, se llamaba Universidad Técnica del Estado.

En esos momentos la Universidad Técnica del Estado, sede Concepción, contaba con un aserradero y maquinaria industrial para el trabajo de la madera, donada por el gobierno de  Gran Bretaña. Ricardo Hempel se integra a ese proyecto ya en marcha incipiente, para convertirse con el tiempo en uno de sus principales motores.  

En esa universidad, además de su amplia carrera en la docencia, el profesor Hempel ha sido director de la Escuela de Arquitectura y decano de la Facultad de Arquitectura, Construcción y Diseño en dos periodos. Actualmente es profesor titular y Director del Magíster de Construcción en Madera, reconocido internacionalmente. En el extranjero ha sido profesor visitante, expositor, y relator de cursos de postítulo en torno a la industrialización y la construcción en madera en universidades de Colombia, Venezuela, Cuba, Uruguay y Ecuador.

En el ámbito de la investigación, no podría ser de otro modo, la madera también ha sido su objeto de estudio predilecto. Desde el año 1986 ha sido acreedor de múltiples fondos para la investigación.

Entre sus investigaciones podemos destacar algunas, que más de alguna pista pueden ofrecer a los investigadores de hoy sobre cómo explorar un tema recurrente, pero  desde los ángulos más diversos. Aquí algunos títulos: “Uniones de entramados verticales de madera”; “Desarrollo de un Sistema Constructivo en Pino Radiata, para cubrir Luces Intermedias"; "Desarrollo de Ventanas de Pino Radiata Laminada"; “Protección por diseño en el uso de la Madera en la infraestructura vial: puentes, pasarelas y elementos de seguridad”; “Innovaciones en la vivienda social en madera con atributos bio-energéticos certificados para la Región del Bio-Bio”.

Ricardo Hempel ha sido, además, coordinador de varios proyectos Alfa, 4 para ser exactos, en los que han participado prestigiosas universidades y organismos de diversos países. Por nombrar uno de ellos: el Proyecto “Pasarela”, convocó a la Universidad de la República, de Uruguay; Universidad de Tucumán; Universidad Nacional de Colombia; Universidad Politécnica de Madrid; Fachhochschule de Biberach; Universidad de Stuttgart, U del Bío-Bío y el Ministerio de Obras Públicas de Oslo, Noruega.

En el plano de las obras escritas ha sido responsable de reconocidas publicaciones técnicas. Ahí están, por ejemplo, los manuales de construcción en madera, que han servido de guía a varias generaciones de arquitectos. Es claro, en el caso de estas publicaciones que “lo técnico” tiene que ver con un "hacer" experto que es, por lo mismo, un saber. Basadas en varias tradiciones carpinteras y constructivas, y en su propia experiencia, estas publicaciones rescatan lecciones, e innovan sobre la base de su conocimiento.

Como podemos ver, y con esto quiero terminar esta breve semblanza, para luego escuchar sus palabras leídas por el profesor Matías Dziekonski, el arquitecto que hoy distinguimos no solo es un especialista, sino una autoridad en la materia.  Las palabras autoridad y autor, como sabemos, comparten la misma raíz latina. Auctor, en latín, designa a alguien que es “fuente”, y también “promotor o impulsor”. En su caso, las dos acepciones se comprueban. Lo autoral encuentra su fundamento en el “hacer” de su práctica profesional, en la cual se halla también el alimento del cual se nutre su labor educativa y, por  tanto, promotora.

Ricardo Hempel ha aprendido por medio de ese hacer y ha enseñado aquello que ha aprendido con autoridad. Numerosas generaciones de profesionales, entre los cuales en esta aula magna hay al menos 4 que fuimos sus estudiantes,  podemos dar fe de esto.

Con la medalla al mérito, que hoy le entrega la Escuela de Arquitectura de la Universidad de Santiago, le queremos expresar nuestro afecto y reconocimiento como arquitecto especialista, respetado profesor, y sobresaliente investigador.